Atrás

Blog de Scotiabank

  • PyMEs

    ¿Cómo mejorar los flujos de efectivo en tu PyME?

    Cuando las cuentas por pagar se acumulan y no hay liquidez, tu empresa puede estar en riesgo
Scotiabank México 4 minutos de lectura

Se le llama flujos de efectivo a los movimientos que tiene una empresa al interior, es decir, las entradas y salidas de dinero en forma de cobros y pagos.


Las empresas reciben un cobro por ventas o servicios y pagan una parte a proveedores y colaboradores. No obstante, las cosas se complican cuando entran en juego los plazos: los clientes se atrasan, los proveedores exigen pagos y en ocasiones la liquidez, el efectivo de la empresa, se ve afectada.

Contar con una planeación anual en tu empresa es vital para prevenir que las operaciones sufran las consecuencias.


¿Qué hacer para optimizar los flujos de efectivo?

En la mayoría de los negocios es natural que exista uno o varios momentos en los que las ventas son bajas y por ende, una menor liquidez. Considerar esto en las planeaciones anuales te permite gestionar los flujos para que tu empresa pueda hacer frente a sus compromisos económicos inmediatos.

Lo anterior puede lograrse mediante una serie de prácticas que te ayuden a mejorar los flujos de efectivo en tu negocio:

1. Aceleración de la cobranza: las cuentas por cobrar estancadas son veneno para los flujos de efectivo. Acelerar su rotación es clave para optimizarlos. 

Esto puede lograrse ofreciendo a los clientes diversos métodos de pago y descuentos por pago anticipado. Evaluar las particularidades de tu negocio y sus procesos de cobranza será vital para optimizarlos y favorecer la liquidez.

Flujo efectivo empresa
tarjeta de credito scotiabank
Crece tu negocio en México
Aprovecha nuestras soluciones nearshoring para PyMEs
Ver más

2. Optimización de inventarios: identifica los productos de mayor y menor desplazamiento, y evita invertir en aquellos que se mantienen en inventario por más tiempo. Evita las compras innecesarias y registra todos los movimientos para compararlos con tu presupuesto estimado anual. Esto ayudará a que tus predicciones sean cada vez más precisas.

3. Liquidación es mejor que estancamiento: los productos que no tienen el rendimiento esperado pueden representar costos de almacenamiento y significan la oportunidad de pérdidas de ingresos en un mediano plazo. Desplazarlos mediante descuentos a menudo puede ser la mejor opción, además de reconsiderar su presencia en el catálogo.

4. Refuerza las negociaciones con proveedores: precios más bajos y plazos de pago más largos es el ideal para mejorar los flujos de efectivo en PyMEs. Intenta conseguir el mejor trato y asegúrate de que todos los acuerdos queden registrados por escrito.

5. Pagos puntuales: mantener un buen historial crediticio es clave para conseguir negociaciones favorables y evitar recargos innecesarios. Puedes ayudarte de herramientas de dispersión de pagos, para realizarlos oportunamente.

Abre tu Cuenta en corto desde ScotiaMóvil


En minutos, sólo con tu INE.
Conoce más
inversiones dinero cetes scotia
Impulsemos juntos el crecimiento y éxito de tu negocio
Conoce nuestros servicios financieros para consolidar tus metas
Ver más

Además, una rotación de cuentas por pagar positiva ayuda a fortalecer la confianza de tus acreedores. De ese modo, si algo ocurre, tendrás argumentos para negociar condiciones favorables de pago y otras concesiones.

Mejorar los flujos de efectivo en tu PyME es fundamental para garantizar la generación de beneficios, la subsistencia de sus operaciones y la capacidad de crecimiento de tu empresa.

Cargando...