Atrás

Blog de Scotiabank

  • PyMEs

    5 errores de PyMEs en el reparto de utilidades

    Te orientamos para que sepas cómo cumplir con esta obligación y evitar errores comunes.
Scotiabank México 2 minutos de lectura

El reparto de utilidades es una obligación legal para todas las empresas en México, asegúrate de cumplir con esta obligación y evitar errores en el proceso con esta información, además, descubre cómo el Paquete Pyme de Scotiabank puede ayudarte a optimizar tu gestión financiera.

Reparto de utilidades o PTU

En México es derecho constitucional de las y los trabajadores recibir una parte de las ganancias de la compañía en la que colaboran, además de ser una obligación legal establecida en la Ley Federal del Trabajo, el reparto de utilidades es una forma de reconocer el trabajo y esfuerzo de los trabajadores, además de considerarse un incentivo para mejorar su desempeño y productividad dentro de la empresa.

Incurrir en el incumplimiento de esta prestación puede tener consecuencias legales y financieras para las empresas, como multas y sanciones por parte de las autoridades laborales, demandas por parte de los trabajadores, así como una mala imagen y reputación que puede afectar su relación con sus grupos de interés.

tarjeta de credito scotiabank
Crece tu negocio en México
Aprovecha nuestras soluciones nearshoring para PyMEs
Ver más

¿Cuáles son los errores más comunes de las PyMEs en el reparto de utilidades?

Según lo establecido en la Ley Federal del Trabajo en México, el reparto de utilidades debe realizarse dentro de los 60 días siguientes a la fecha en que, como empresa, liquidaste el impuesto sobre la renta del ejercicio correspondiente.

En la práctica, esto significa que tienes como fecha límite hasta el 30 de mayo del año en curso para repartir las utilidades generadas en el ejercicio anterior.

Para calcular el reparto de utilidades, primero debes de obtener la utilidad fiscal de tu empresa. Esta se calcula restando los costos y gastos deducibles de los ingresos totales de tu empresa y aplicando las tasas de impuestos correspondientes.

Una vez obtenida la utilidad fiscal, calcula el 10% de esta cantidad. El monto a distribuir se divide entre el número total de días laborados por cada trabajador durante el año fiscal correspondiente, incluyendo días de descanso y días festivos.

Es importante destacar que existen algunas excepciones y situaciones específicas en las que el cálculo del reparto de utilidades puede variar. Por ejemplo, si tu empresa o negocio tiene menos de un año de operación o empresas con pérdidas fiscales y aquellas que cuentan con acuerdos específicos con el personal.


¿Cuáles son los errores que con frecuencia les impiden cumplir de manera eficaz con esta obligación?

1. No separar las utilidades a repartir. El primer error que cometen muchas PyMEs es no considerar desde un inicio el porcentaje de utilidades que deben repartir de manera obligatoria, es decir, el 10% para empresas que generan utilidad fiscal y no han declarado pérdidas. Para evitar este error, es importante que conozcas las obligaciones legales que tienes en cuanto al reparto de utilidades, y las consideres a lo largo del año, a fin de evitar complicaciones en su cumplimiento.

En este sentido, el Paquete Pyme de Scotiabank es una herramienta útil para tu empresa o negocio si quieres optimizar tu gestión financiera y cumplir con tus obligaciones laborales y legales de manera eficiente.

Utilidades PyMes

Abre tu Cuenta en corto desde ScotiaMóvil


En minutos, sólo con tu INE.
Conoce más
inversiones dinero cetes scotia
Impulsemos juntos el crecimiento y éxito de tu negocio
Conoce nuestros servicios financieros para consolidar tus metas
Ver más

2. No tener una contabilidad clara y ordenada. Para determinar el monto de las utilidades que se deben repartir entre los trabajadores, es necesario tener una contabilidad precisa y actualizada de los ingresos y gastos de tu empresa. Las inconsistencias en la contabilidad pueden generar errores en el cálculo de las utilidades, derivando en problemas legales y laborales.

Para evitarlo es importante que tengas un sistema de contabilidad eficiente y actualizado, asegurarte de llevar un registro detallado de los ingresos y gastos de tu empresa a lo largo de todo el periodo. No esperes a que llegue el momento para calcular y reunir el dinero necesario.


3. No considerar todos los conceptos que deben incluirse. Al no considerar todos los conceptos de deben considerarse al momento del cálculo de utilidades, algunas PyMEs pueden incurrir en el error de calcular un monto mayor o menor de utilidad. Por ello es importante tener claros los gastos deducibles que se deben aplicar en este cálculo a fin de prevenir errores que puedan derivar en pérdidas económicas importantes.


4. No informar adecuadamente a tus trabajadores. La transparencia es vital. Comunicarle de manera clara y puntual a tus colaboradores el monto total a repartir, la forma en que se realizó el cálculo y si deben realizar algún procedimiento para el ejercicio de este derecho, es tu responsabilidad en todo momento. Además, el departamento de recursos humanos debe contar con toda la información necesaria para resolver cualquier tipo de duda relacionada con el tema.


5. No ofrecer opciones de inversión o ahorro para tus colaboradores. Otro error que cometen muchas PyMEs en el reparto de utilidades es no ofrecer opciones de inversión o ahorro para su talento, ayudándoles a maximizar el beneficio del reparto de utilidades. Brindar alternativas como cursos o talleres de finanzas personales también puede ser un excelente camino para ello.


De esta forma tus colaboradores no solo podrán prepararse para administrar responsablemente las utilidades que les correspondan, también sentirán una mayor motivación y nivel de compromiso hacia tu empresa, verás reflejadas esas reacciones en el siguiente año.

Cargando...